Calendario 12 / junio / 2013 Cantidad de comentario Sin Comentarios

Si quieres conseguir que tu novela sea un éxito comercial, necesitarás una buena sinopsis.

Antes de concentrarte en lo que tienes que incluir, es importante ser consciente de lo que no se debe hacer. El error más frecuente es crear un “esqueleto” resumen de la trama, básicamente enumerando la trama de una manera aburrida y predecible. Con una sinopsis se pretende involucrar al lector y conseguir que quiera leer más, no hacerle huir cuando está decidiendo si quiere o no, comprar tu libro.

Siguiendo estos sencillos pasos, estarás más cerca de lograr una gran sinopsis:

Deberás ir respondiendo los primeros puntos de cada apartado numerados del uno al cuatro, es decir 1.1, 2.1, 3.1, 4.1, éstos conformarán la primera parte de la sinopsis y, así, sucesivamente. Puede serte útil escribir cada punto en una tarjeta de papel para irlas clasificando en el orden en el que aparecerán en la sinopsis.

1. Empieza con los fundamentos de la trama

La trama es una secuencia de eventos que avanza a través de unas etapas básicas. Es importante tener estas etapas claras en tu mente antes de escribir la sinopsis y podrían incluir:

  • Un evento inicial que pone las cosas en movimiento.
  • Los incidentes que se oponen a la meta final de la historia.
  • El clímax.
  • La resolución o la consecuencia del clímax.

2. Incluir el desarrollo del personaje principal

Si quieres llenar tu historia de emoción, lo podrás conseguir (en parte) a través de la progresión y desarrollo del personaje principal. Una vez más, dividimos este proceso en cuatro y respondiendo a las siguientes preguntas, serás capaz de explorar a fondo el desarrollo en la sinopsis:

  • ¿Quién es tu personaje principal al comienzo de la historia y qué clase de persona es? ¿Cuál es su enfoque de la vida?
  • Describe la situación principal en la que el protagonista se ve obligado a cambiar.
  • ¿Tu personaje principal da un salto de fe, adoptando un nuevo enfoque o permanece fiel a sí mismo?
  • Al final de la novela, ¿tu protagonista ha mejorado su situación gracias a las decisiones que ha tomado? ¿El lector siente que él / ella ha hecho lo correcto?

3. Piensa en el papel del personaje impacto

El personaje impacto es el responsable de provocar el cambio del protagonista. Éste es el que dará constancia del cómo y el por qué nuestro personaje principal necesita cambiar. Los puntos a tener en cuenta son:

  • ¿Cuáles son las diferencias de actitud con respecto al protagonista?
  • ¿Cómo influye en el personaje principal?
  • Si cambia el personaje principal en el clímax, el personaje de impacto por lo general se mantiene igual. Sin embargo, si el protagonista se mantiene sin cambios, el de impacto puede cambiar. ¿Cómo se ilustra en su novela?
  • ¿Es el personaje impacto mejor o peor al final?

4. La relación principal

Una historia redonda necesita siempre que la relación entre el protagonista y el personaje de impacto evolucione . Por ejemplo, en un romance, los dos personajes suelen ser amantes o un el héroe y su heroína. En una aventura, a menudo héroe y villano. Independientemente de lo que son, la relación entre ellos debe tener un arco emocional y ésta debe ser descrita en la sinopsis. Considera lo siguiente:

  • ¿Cómo comienza su relación?
  • ¿Cómo se prueba o se desarrolla su relación?
  • El clímax.
  • ¿Cómo termina su relación? ¿Es diferente?

5. Incluye temas y cuestiones

Incluye las tramas, mensajes y asuntos que contiene tu novela y colócalos en la sección correspondiente de tu sinopsis.

6. Editar todos los puntos

Cuando hayas completado los cinco pasos anteriores, tendrás cuatro grupos de tarjetas, describiendo los diferentes elementos de tu novela. El paso final antes de escribir su sinopsis es organizar estas tarjetas en orden dentro de cada cada grupo y escribir una sección cohesiva combinándolos para crear un resumen de su historia. De este modo, tu sinopsis no sólo cubrirá los acontecimientos centrales de la trama, sino también el lado emocional de tu novela.

¿Qué más necesitan saber los lectores / editores de tu sinopsis?

  • El tono y el estilo en el que está escrita.
  • La historia tiene una idea original, algo que no se ha escrito un millón de veces.
  • Tú tienes un protagonista interesante.
  • Se puede crear una trama coherente que tenga sentido. Sus eventos deben construir la tensión y conducir a una conclusión satisfactoria.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las políticas de privacidad