Ceniza como la risa del tiempo

Comprar eBook en PDF por $ 100(MXN)

Tercero de secundaría, su servidor y algunos amigos,formamos un grupo musical, una rondalla, algo natural para un hijo que nacióentre la música de la guitarra y una “voz de seda”; ellas plasmaron una musicalidaddentro de mí, aún siguen resonando como ecos desperdigados en una hondonada. Estradicional que a mitad de la canción o antes de iniciarla se recite un poema,obvio, me ofrecí a escribirlos y se los daba al declamador, escritos en papelde libreta o en lo que tuviera a la mano; a veces minutos antes de iniciar laspresentaciones. Era mi salida para desfogar mi corazón adoslecente, enamorado,siempre enamorado.Los viernes a las diez de la noche, iniciaban losensayos, seguidos de una noche bohemia por las calles de Juventino Rosas, conserenatas a las novias o las futuras parejas.El presente libro es una secuela de aquellos tiempos .

Quiero publicar un libro Ver mas libros