No le digas a Dios cual es tu problema, mejor dile tú problema

Comprar eBook en PDF por $ 150(MXN)

Hay algo que en nuestro “enojo” no comprendemos o no reflexionamos y es quea pesar que las cosas no salgan como hubiéramos querido o a pesar que Dios “noobedezca” a nuestros placeres o peticiones, eso no quiere decir que todo estáterminado, ¡No!, esto nada más nos muestra y nos recuerda que Dios tiene unplan mejor para nosotros, que nuestros caminos muchas veces no son sus caminos,que Él tiene una senda más fácil o más difícil para nosotros, pero que al finalnos llevara exactamente al punto o lugar en donde Dios nos quiere.

Quiero publicar un libro Ver mas libros