Calendario 12 / abril / 2019 Cantidad de comentario Sin Comentarios

Escribir un storyline- BubokUn storyline es una idea resumida en pocas líneas y sirve para que puedas vender el guión que hayas hecho de tu novela a una productora. A diferencia de la sinopsis, es fundamental que, al escribir el storyline, cuentes el final de la historia. Por resumir, podríamos decir que es el argumento de nuestra obra expuesto de la forma más breve posible. A continuación, te daremos unas pautas sobre cómo escribir un storyline y que puedas

Escribir un storyline: ¿Cómo articularlo?

Tu storyline debe contestar a una serie de preguntas: ¿Qué ocurre? ¿A quién le ocurre? ¿Qué conflicto tiene? ¿Cómo acaba la historia? Para ello puedes articular tu storyline de la siguiente manera.

Introducción: describe al personaje principal y su situación inicial.

Desarrollo: explica cómo surge el conflicto.

Conflicto: es el problema, el centro de la trama de tu texto.

Enfrentamiento: Ese conflicto tiene que derivar en un enfrentamiento de algún tipo que le dé emoción a la historia.

Final: Es imprescindible contar cómo se resuelve la historia. Hay que tener en cuenta que lo que estás escribiendo no es una sinopsis, sino que estás intentando vender tu historia y el final es tanto o más importante que el resto del relato.

Tal vez ya te has dado cuenta de que la estructura es muy parecida a la de cualquier historia, solo que hay que reducirla a su mínima expresión sin que deje de ser interesante.

Pero ¿cómo escribir un storyline que consiga vender tu historia? Puedes encontrar muchos ejemplos de storyline online. A la hora de articular tu storyline correctamente tienes que tener en cuenta que:

Concisión: para contar tu historia en unas cinco líneas es preciso ser breve y contar solo aquello que de verdad sea imprescindible para entender qué sucede en nuestra historia, eso sí, siempre de forma atrayente.

Aportar novedad: Hoy en día es bastante difícil que algo sea totalmente nuevo, pero tienes que intentar de alguna forma que tu historia de amor, de terror, de suspense o de lo que sea tenga algo que la diferencie del resto y la haga única.

Usa el presente de indicativo y sobre todo verbos de acción: estos te ayudarán a contar tu relato de una forma muy sintética, pero aportando muchos datos.

Es muy importante que tu storyline conteste a las preguntas: ¿Qué ocurre? ¿A quién le ocurre? ¿Dónde le ocurre? ¿Qué pasa al final?

Describir al protagonista con su atributo más dominante: profesión, rol o adjetivo que lo califique.

Una vez escrito, queda lo más duro: reescribir, reescribir, reescribir.

Esperamos que con estos consejos seas capaz de escribir un storyline brillante. Si crees que tu novela puede convertirse en una película, no te detengas. ¡Inténtalo!

Si te ha gustado este artículo, en nuestro blog encontrarás muchos más consejos útiles para que puedas seguir trabajando tu faceta de escritor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las políticas de privacidad