Calendario 12 / noviembre / 2019 Cantidad de comentario Sin Comentarios

Margaret Atwood: de la autopublicación al firmamento literarioEste año el Booker Prize fue una verdadera montaña rusa de emociones que conmocionó al jurado. ¿Cómo podía ser distinto si las escritoras están irrumpiendo y dándolo todo? Ya sabemos que el premio este año fue compartido entre Girl, Woman, Other de Bernardine Evaristo y Los testamentos de Margaret Atwood luego de que los jueces rompieran sus propias reglas y las nombraran a ambas ganadoras. Vayamos poco a poco para dar una mirada más estrecha a los inicios de una de estas excelentes escritoras que está impactado nuevamente el ambiente literario: Margaret Atwood. 

Antes de El cuento de la criada

Para Margaret Atwood, el premio viene de la mano de una relevancia cultural renovada de El cuento de la criada —originalmente publicado en 1985—  que ha vendido más de ocho millones de copias en todo el mundo. Con 79 Años, Atwood no solo es la escritora canadiense viva más célebre, es también es la ganadora del Booker con más edad de la historia. Además, se convirtió en la cuarta autora en ganar el premio dos veces; la primera en el año 2000 por El asesino ciego.

Es autora de 60 títulos de ficción, poesía y ensayo crítico. Entre los numerosos honores y premios que ha recibido están la beca Guggenheim, el premio Molson, el Ida Nudel Humanitarian Award y el Canada Short Fiction Award. Sus publicaciones incluyen Ojo de gato, nominada al Booker, Alias Grace, ganadora del premio Guiller en Canadá, el Premio Mondello en Italia y también nominada al Booker Prize. Fue nombrada Premio Príncipe de Asturias de Literatura en el 2008.

Una trayectoria como esta parece asequible solo a través de los grandes grupos editoriales que representan a múltiples celebridades. Sin embargo, su historia es la muestra que el camino de un autor al reconocimiento no necesariamente inicia con el respaldo de una editorial prestigiosa pues Atwood se ha ganado su lugar en el ámbito literario mucho antes de que Defred naciera. 

Autopublicando poesía 

Si viajáramos en el tiempo a los años 60 y nos encontráramos a Atwood a sus ventipocos años, veríamos sus pequeños pero importantes pasos iniciales hacia la industria literaria. Dieciséis páginas y solo siete poemas autopublicados le valieron el éxito y la entrada al místico mundo de la literatura. Double Persephone, un pequeño fanzine de 5×6¾ pulgadas, fue su primer publicación  y por la que recibió la medalla E.J. Pratt en poesía por la Universidad de Toronto. La entonces novel escritora no se molestó en encontrar quién la representará, aún era una autora desconocida. De hecho, ni siquiera se molestó en añadir ninguna referencia suya al libro.

Basta imaginarlo: una super estrella literaria, cuyo nombre es reconocido en todo el mundo, comenzó su carrera con una publicación sin firmar. Ahora dedica todo su tiempo a la escritura y no tiene que reparar en ningún aspecto técnico; lejos han quedado los tiempos en que compuso, imprimió, diseñó en una máquina de linotipia e, incluso, formó y encuadernó su propio libro

Margaret Atwood: de la autopublicación al firmamento literarioEn múltiples entrevistas a Margaret Atwood le han preguntado cuál ha sido su mayor recompensa como escritora, ella responde: «el primer poema que publiqué fue un subidón. Todo lo demás ha sido emocionante pero ese fue el más grande». Estas palabras, viniendo de una de las autoras más prolíficas, se convierten en una confirmación para todos los escritores aspirantes: no hay nada qué temer. La primera publicación inflamará sus espíritus como ninguna otra y puede convertirse en una ruptura a través de la cual superarán sus inseguridades como escritores. 

El primer paso es importante

¿Qué más podemos aprender de Atwood? Su historia nos muestra que un best seller no necesariamente lo es desde el principio. Aunque Double Persephone tuvo un éxito relativo, el título que la definió como autora fue El cuento de la criada. ¿Quieres vender tus libros en un sinnúmero de países? Que sepas que no tiene nada de malo comenzar con un fanzine de 16 páginas y solo 220 ejemplares impresos. Sigue siendo una pieza de trabajo creativo con la que podrás validarte como autor novel. Algunos incluso creen que fue en este ejercicio de autopublicación que Atwood logró encontrar en sí misma la fuerza para construir estos personajes a través de los cuales ha dado voz a las poderosas ideas feministas que podemos encontrar a lo largo de su trabajo. 

No es el camino soñado de un aspirante a escritor pero como Atwood ha dicho, refiriéndose a esta etapa de su carrera: «Me enseñó que podía hacer las cosas, y que aún hay entradas (al mundo literario) que implican algo de autopublicación».

En conclusión, Atwood nos deja claro que con esfuerzo, trabajo duro y corazón, una producción pequeña puede convertirse en el punto de partida de grandes logros. Aún mejor, puede llevarte a hacer tus sueños realidad. 

 

Margaret Atwood: de la autopublicación al firmamento literario

«Si hubiese esperado por la perfección, jamás habría escrito nada». 

Margaret Atwood

 

Puedes encontrar más artículos como este en nuestro blog.

Texto original: Kotryna Gurevičiūtė para bubok.com.

Traducción y adaptación: Elianne Aguilar

Fotografías: Imeh Akpanudosen/Getty Images Entertainment, ldrb.ca, IBL/REX/Shutterstock.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las políticas de privacidad