Calendario 08 / septiembre / 2020 Cantidad de comentario Sin Comentarios

imprimir tu libro- bubokPara asegurar que tus lectores reciban un producto de calidad, al imprimir tu libro tendrás que asegurarte de que todos los elementos involucrados —los materiales y los archivos de origen— tengan la calidad adecuada. En este artículo nos centraremos en los archivos de impresión, también conocidos como artes finales.
Una vez que has elegido a un impresión de confianza (o si somos tu impresor de confianza <3), para que tu libro se imprima correctamente, te recomendamos que verifiques los siguientes puntos.

1. El ISBN y el código de barras están colocados

Para que un libro pueda integrarse al circuito comercial deberá contar con un registro ISBN para cada uno de sus formatos y, en el caso del libro en papel, un código de barras. Verifica que tus archivos de interiores cuentan con el número correspondiente señalado en la página de créditos y su respectivo código de barras colocado en la cubierta.

2. Tu archivo de cubierta tiene las medidas correctas

Las medidas de tu archivo de cubierta deberás ajustar correctamente a tu archivo de interiores de tal forma que los cortes de impresión y el plegado puedan realizarse sin afectar la apariencia final.

Si imprimirás tu libro en Bubok, estos deberán ser de dos centímetros; un centímetro de color sobre el caerá el corte y un centímetro en blanco. Al iniciar sesión en tu cuenta podrás encontrar la herramienta para calcular las medidas precisas de tu cubierta en el menú derecho.

3. El archivo de interiores del libro tiene las medidas correctas

Al igual que en la cubierta, tu archivo de interiores deberá tener las medidas correctas tanto de página completa así como de márgenes interiores y exteriores para su corte y encuadernación. Si vas a realizar tú mismo la maqueta de tu libro, puedes utilizar alguna de nuestras plantillas ajustadas al tamaño final del título.

4. Las imágenes de tu libro y tu cubierta están en alta resolución

Para imprimir tu libro las imágenes deben tener una resolución de 300 dpi. Es importante que verifiques que tanto las imágenes de tu cubierta como las que hayas integrado en los interiores de tu libro tienen esta resolución ya que, de lo contrario, las imágenes se verán pixeladas en el resultado final y darán una apariencia de poca calidad.

5. Tu archivo de interiores tiene todas sus fuentes incrustadas

Para que el archivo de interiores se imprima correctamente, el PDF correspondiente debe incluir las tipografías incrustadas. Si tu maqueta fue realizada en un software profesional y realizaste la exportación de tu archivo a un PDF para impresión, ya está listo, pero si realizaste la maqueta en word, es posible que tengas que hacer algún proceso extra. En el siguiente enlace encontrarás un método fácil para la incrustación de fuentes.

6. Realizaste una última revisión de maqueta

Nada se compara con el horror de encontrar una corrección no aplicada en la impresión final. Para evitar este azote, haz una última revisión de la maqueta de tu libro antes de imprimir. Asegúrate de que todos los cambios están aplicados.
Este punto aplica también para los aspectos gráficos. Es común que en idas y vueltas de revisión, a veces se pierdan cambios en la maqueta, la colocación de las imágenes, la paginación, etc. , así que no está de más verificar que estás enviando a imprimir la versión que más te satisface del libro.

7. Ya revisaste un ejemplar de prueba

Este punto es especialmente recomendable si vas a realizar un tiraje de tu obra. Con un ejemplar impreso de prueba podrás realizar una revisión profunda de la maqueta, verificar que te satisface el resultado final de colores en la impresión y estarás a tiempo para subsanar cualquier otro detalle para que el resultado final sea como tú lo deseas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las políticas de privacidad