Extraordinarios Cuentos de Picis, Plumas Anaranjadas II

Comprar Libro en papel por $ 179.81(MXN) Comprar eBook en PDF por $ 21.04(MXN)

"Algunas noches aquella habitación se transformaba en praderas…infinitas praderas cubiertas de flores. Las flores eran de caramelo y los caminos de mermeladas. Otras noches, había volcanes en erupción y en vez de lava salían ríos de relis o de arfenitos, dulces especiales de los Picis." He tenido la oportunidad de encontrarme con tresPicis durante mi vida.Los Picis, son unos seres muy pero muy extraños:para empezar, son bastante pequeños, su cuerpo está cubierto de plumasanaranjadas. Tienen un gran parecido con un tucán, pero en miniatura, casi deltamaño de un puño humano, excepto que su cara se asemeja más a la de un búho.Tienen tres pequeños dedos en sus brazos. Suelen vivir debajo de las raíces delos árboles, en especial de los árboles de guayabas, en donde tienen bajo susórdenes a cientos de especies de insectos y otros animales para que trabajenpara ellos. Usualmente andan solos y visten atuendos bastantecómicos y extravagantes. En verdad son unos personajes muy divertidos cuandolos ves por primera vez. Hace varios años atrás, quizás 15 o más, pues quiencuenta los años con exactitud, escribí lo que llamé: “Un cuento más”…; Aqueliba a ser mi primer cuento sobre Picis.Pero luego de terminarlo, algo me hizo cambiar deopinión, y sin más, omití todo lo referente a los Picis; creo que en parte pormiedo a no ser comprendido o a que me tacharan de loco; y en parte por unextraño y misterioso sentimiento que por alguna razón me decía que debíaguardar en secreto aquello tan fantástico pero a la vez tan difícil decreer. En Un Cuento Más…, cuento que relato en PlumasAnaranjadas I, se encuentra la historia de la tercera y última vez que un Picise cruzó por mi camino: Minnie, una Pici anciana y sabia. Así mismo en elprimer libro de Plumas Anaranjadas, Cuentos de Picis, narro la segunda vez quevi a un Pici; aunque esa vez fue de lejos y apenas pude reconocerlo. Aunqueestoy seguro de que era un Pici en mi jardín.La primera vez, que vi un Pici, es la que relato enéste libro en el cuento llamado: “Mi encuentro con Argel.”Para ser honesto, siempre estoy buscando en losalrededores, sobre todo cuando camino cerca de campos abiertos, bosques y enespecial de árboles de guayabas.Los cuentos de mis libros Plumas Anaranjadas, loshe escuchado de los labios de personas que al igual que yo han tenido contactocon éstos seres y que también buscan por uno u otro motivo encontrar algunarespuesta sobre las cosas extrañas que les han sucedido en estos encuentros. Si alguna vez se tropiezan con uno, tengan muchocuidado con lo que dicen. Cómo todo en ésta vida, los hay buenos, y también loshay maléficos. Y no olviden avisarnos; somos muchos los que estamos detrás desus huellas.

Quiero publicar un libro Ver mas libros