bubok.com.mx utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. OK
Buscar en Bubok

El Elegido (Episodio De la Tierra)

  • Autor: Francisco Medina Ramírez
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 163
  • Descargas: 46
Ver ficha técnica completa

El Primer Sueño:

Recuerdo perfectamente todas las bellas mañanas de mi niñez, en las que mi madre me decía, antes de que yo partiera a la escuela, que Dios tiene siempre planeado algo para nosotros, que somos como su diario, el escribe en nosotros, nuestro destino…

Quisiera creer ahora esas hermosas palabras…

El hombre…

Imperfecto desde el nacimiento, ya que tiene que perecer de esta existencia…

Entonces al hombre en su llegada a esa línea de muerte se llena de dudas, ilusiones, deseos, sueños, emociones y sentimientos…

También está lleno de ira, gula, avaricia, codicia, dolor, odio y de mucha sangre en sus débiles manos…

Pero ¿Qué es el hombre para el hombre?

Solo seremos polvo y cenizas de las ciegas esperanzas de un ser mas divino, seremos solo materia de un espacio, somos solo parte de un sueño, esperanzas e ilusiones de una pesadilla.

Si todo principio tiene un fin, entonces el hombre por imperfecto, nunca sabrá como terminara la vida que ahora tenemos prestada por Dios. Tampoco si el final será muy agradable o muy triste, o si todo terminara como en los evangelios dice, o si el Dios todo poderoso nos salvara o si notros mismos nos salvaremos de nuestro propio final.

¿Qué sucede si dejamos nuestro fin y nuestro perdón en manos de un hombre?, alguien que sufre, respira, goza, ríe, llora, siente, ama, odia, alguien con defectos como nosotros, alguien que su mente se puede confundir y no poder realizar su propósito en esta vida, alguien que puede pecar, que pasaría si nuestro mundo perverso y destruido solo lo haga que deteste mas su naturaleza o ame mas a sus semejantes.

¿Qué hay del amor?...

Si amar es un pecado…

¿Entonces Dios también  peca?…

El fin del hombre se acerca y no podemos rezar más…

Porque ya nuestras plegarias son en vano, el fin es solo un comienzo…

Y el sufrimiento es solo la salvación y purificación de este mundo…

Solo recuerda que ni toda tu fe, ni todas tus armas te salvaran del fin, solo un hombre, te salvara o te destruirá
...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro