Esta web, cuyo responsable es Bubok Publishing, s.l., utiliza cookies (pequeños archivos de información que se guardan en su navegador), tanto propias como de terceros, para el funcionamiento de la web (necesarias), analíticas (análisis anónimo de su navegación en el sitio web) y de redes sociales (para que pueda interactuar con ellas). Puede consultar nuestra política de cookies. Puede aceptar las cookies, rechazarlas, configurarlas o ver más información pulsando en el botón correspondiente.
AceptarRechazarConfiguración y más información

Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia


Colombia.comedy es una obra difícil de encasillar en un sólo género, pues ésta abarca la crónica, el ensayo, el testimonio, comentarios y, esencialmente, anécdotas por medio de las cuales el autor, Jorge Manrique Boeppler, periodista, pintor y docente, intenta desenmarañar la idiosincrasia colombiana empleando un lenguaje plagado de humor, gracias a historias como la del torero costeño que salió corriendo de la plaza de toros el día de su debut como matador, la tortura que implica para cualquier colombiano o desprevenido turista viajar por carretera en el país, las maldiciones indígenas que aún hoy en día parecen afectar el normal funcionamiento de las cosas, la caótica situación creada por un deficiente sistema de transporte, la triste resignación de los millones que viven en ciudad como Bogotá, donde "llueve 364 días al año" y tienen que compartir unos buses diseñados en su gran mayoría para transporte escolar de niños, y una "ensalada mixta" de datos, encuestas, apuntes que divertirán o enojarán a muchos lectores, a quienes, sin embargo, no les quedará fácil permanecer indiferentes.

MXN 394.27
Cantidad
+
Añadir a la cesta
Comprar ya
También puedes:
Comprarlo en España Comprarlo en Argentina Comprarlo en Colombia

Paga como quieras

Tarjeta de crédito Tarjeta de crédito
Paypal Paypal
detalles del producto:
  • Autor: Jorge Manrique Boeppler
  • Estado: A la venta en Bubok
  • N° de páginas: 243
  • Tamaño: 170x235
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Rústica
  • Acabado portada: Brillo
  • Última actualización: 17/02/2016
  • ISBN Libro en papel: 978-958-46-2360-7
112 Comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
1 de Agosto de 2013 por Anónimo
Me gustó mucho porque se sale de lo tradicional, haciendo que el lector de verdad use una de sus mejores emociones: la risa. Practicamente relata las costumbres colombianas a las que estamos acostumbrados y que no dejan de asombrarnos.
Me leeria la segunda parte tal y como lo insinua el escritor, pues Colombia esta llena de apuntes y por ser un pais unico hay mucho tema que da para una segunda parte y hasta mas..... me gustó.
17 de Mayo de 2013 por Anónimo
Creo en que uno debe siempre insistir, resistir y nunca desistir, tal como siempre me decía un amigo hace alrededor de 12 años cuando pensé que todo había acabado para mí, desde el punto de vista profesional y sentimental. Cuando pienso en la derrota, siempre se me viene a la mente la frase de Marlon Brando ("Terry Malloy") en la escena de la magnífica película "Nido de Ratas", donde discute con "Charlie"en el asiento trasero de su carro. Considerada una de las mejores de la historia de cine mundial, Terry dice: "Yo pude haber sido un contrincante. Yo pude haber sido alguien y no un atorrante, el poca cosa que soy en este momento. Yo pude haber tenido una oportunidad de luchar por el título". En la película de Martin Charles Scorsese, "Toro salvaje", "Jake La Motta" (Robert De Niro) también emplea ese monólogo de Terry Malloy en la última escena del igualmente memorable film de Scorsese. ¿Por qué lo traigo a colación? Pues porque sé que la vida no es nada fácil y que en ocasiones (muy frecuentes) todos quisiéramos "botar la toalla" y no insistir más. Cuando empecé a trabajar como periodista a mis 26 años, ya había sido fotógrafo, hecho algo de cine, empezado a estudiar como tres carreras, cocinado para uno de los mejores restaurantes de comida francesa e italiana en Nueva York, y creía que no lograría mayor cosa como periodista. Estaba equivocado. Y aun cuando nunca llegué a ser un García Márquez o un Coelho, puedo asegurar que no lo hice nada mal, ya que mis crónicas y reportajes aparecían a menudo en primera página del segundo diario más importante de Colombia. Luego vino una crisis y dejé el Periodismo. Reinicié la pintura (algo que había hecho desde niño) y llegué también a descollar un poco, ganando algún reconocimiento y uno que otro premio. Es decir que iba del triunfo a la derrota y el ciclo se repetía inexorablemente. Entonces decidí retomar lo que pienso hacía mejor hace muchos años: escribir. Y como creo que la vida todos los días nos da otra oportunidad, con cada amanecer, pues terminé un libro (luego de quedar a mitad del camino con dos novelas y un libro de cuentos), y esa es la obra que someto a consideración de los lectores, Colombia.comedy. El único riesgo es...que te quieras reír. Una guía nada convencional para sobrevivir en Colombia. Un poco largo el título -si se quiere- pero si Stieg Larsson le pudo poner el título "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" a su Best Seller, pues creo que yo también me puedo extender un poco. Sólo me resta decir que todavía creo que puedo ser un contrincante, llegar a tener una oportunidad de luchar por el título (cualquier título!) y llegar a ser alguien, alguien feliz (que es al fin y al cabo lo que todos queremos).
En Stock, recíbelo en 48h
Cantidad
+