bubok.com.mx utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y a recordar sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Ver política de privacidad. Rechazar Aceptar
Buscar en Bubok
MXN 733.07
Cantidad
+
Añadir a la cesta
Comprar ya
Pago disponible con tarjeta, transferencia y en efectivo.
También puedes:
Comprarlo en Colombia Comprarlo en Argentina Comprarlo en España
detalles del producto:
  • Autor: José Antonio Rioja Antón
  • Estado: Público
  • N° de páginas: 482
  • Tamaño: 170x235
  • Interior: Blanco y negro
  • Maquetación: Rústica
  • Acabado portada: Brillo
  • ISBN Libro en papel: 978-84-685-4795-4
    ISBN eBook en PDF: 978-84-685-4796-1
  • Ebooks vendidos: 1
  • Última actualización: 26/07/2020

       Todo aquello que se cuenta es un cuento, porque todo ello es contado, ya sea como verdad o como mentira, o como algo totalmente imaginado.

       La verdad está en el principio, en su lugar y en su tiempo. La mentira, la tergiveración de los hechos o la verdad imaginada, surgen en los sucesivos tiempos presentes en que los tiempos pasados fueron contados.

        Desde el comienzo de la existencia del Hombre, la posesión y control del ser humano, ya sea de su cuerpo o de su espíritu con su cuerpo, ha sido una obsesion por parte de unos seres humanos sobre otros seres humanos para ejercer sobre ellos un total dominio y posesión.

       Como la igualdad de los seres humanos impide que sea legítimo el dominio de unos seres humanos sobre otros seres humanos, es necesario acudir a la figura de un ser superior a los seres humanos para justificar el dominio y control total sobre otros seres humanos.

       Por ser Dios el creador de todas las cosas y también del ser humano, es a Dios al que corresponde el total dominio y posesión sobre el ser humano. Pero algunos hombres dijeron venir de parte de Dios con un mensaje y mandato de Él para el ser humano. Y con ese mensaje y mandato de Dios, unos seres humanos dominan y tienen en propiedad a otros seres humanos.

       Dios es tan poderoso que no necesita intermediarios o correveidiles para decirle a cada uno de los seres humanos lo que les tenga que decir. La necesidad de intermediarios o correveidiles, por parte de Dios, seria una muestra de su debilidad y falta de poderío. En Dios, cada pensamiento es un hecho consumado que no admite demora en el tiempo, ni necesita de intermediarios o correveidiles que modifiquen su pensamiento o comunicado para un beneficio particular humano.

       La propiedad de las cosas son, en principio, del creador de esas cosas, y después del que las posee.

       Yo no sé de quién soy, porque cuando yo nací no estaba mi madre en casa.

       ¿Y tú, de quién eres?

...[Leer más]
No existen comentarios sobre este libro Regístrate para comentar sobre este libro
Si necesitas ayuda, contáctame, te atenderé al instante.
ABRE UN CHAT INSTANTÁNEO SI NECESITAS AYUDA


¿Quieres que te informemos de cómo publicar tu obra? Déjanos tu teléfono y te llamamos sin compromiso.

Introduce el nombre

Introduce el teléfono

Introduce el E-mail

Introduce un email válido

Escoge el estado del manuscrito

Gracias por contactar con Bubok, su mensaje ha sido enviado con éxito. Una persona de nuestro departamento de asesoría al cliente se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad.
Enviar